¿Es hora de vender los planetas?

Llegó la hora de convertir el espacio en un gran negocio y entregarlo a manos privadas. Al menos así lo piensa un experto estadounidense en política espacial, que propuso vender parcelas en otros planetas y empezar a beneficiarse de “los inmensos recursos” del universo.

https://i2.wp.com/actualidad.rt.com/images/publications/99/slide_issue_38424.jpg

La idea de Rand Simberg fue publicada por el centro The Competitive Enterprise Institute. Según el autor del proyecto, los gobiernos se verán obligados a dar la luz verde a las compañías privadas a comprar terrenos en la Luna y otros planetas para realizar turismo, extraer minerales o la reventa posterior.

“Esto puede dar un gran empujón al desarrollo de los recursos extraterrestres y, probablemente, a la colonización del espacio,” asegura Rand Simberg.

Para llevar a cabo esta idea ofreció a las autoridades abolir el tratado del espacio exterior aprobado en 1967, en el cual los estados participantes del acuerdo no pueden proclamar sus derechos sobre ningún cuerpo celeste. Pero el acuerdo no cuenta con las condiciones claras de que el sector privado no pueda administrar los recursos cósmicos. Otro obstáculo más puede ser un tratado sobre la Luna del año 1979, que prohíbe a los países reclamar el satélite de la Tierra. Sin embargo EE. UU. no lo ratificó.

Michael Listner, abogado estadounidense especializado en la ley espacial, subraya que “la base de la propuesta de Simberg fue el mismo principio que se utilizó para colonizar el Oeste [de EE. UU.]. El gobierno dio el acceso a las nuevas tierras y la gente fue a poblarlas”.

No obstante, muchas organizaciones ya venden parcelas de la Luna a todos los que las quieran. Ya son más de tres millones de personas las que han adquirido un lote en satélite natural de la Tierra.

Artículo completo en: http://actualidad.rt.com/ciencia_y_tecnica/cosmos/issue_38424.html

¿Nieve con microbios? La sonda Cassini captura posible vida en una Luna de Saturno

La sonda espacial Cassini fotografió agua helada que sale a chorros desde las grietas en la superficie de la pequeña luna de Saturno, Encélado. Se informa que el planeta puede contener la vida como en la Tierra, que, además, es sin precedentes asequible para estudiar.

https://i0.wp.com/actualidad.rt.com/images/publications/99/slide_issue_38193.jpg

Los científicos de NASA, que opera el aparato cósmico, dijeron que estos chorros podrían ser un camino para el mundo habitable por debajo del escudo helado que el pequeño planeta lleva en su superficie. Se estima que por debajo de la capa helada podría esta una mar enorme con un hábitat más fácil para acceder en nuestro sistema solar.

“Cerca del Polo Norte de Encélado más de 90 chorros de diferentes tamaños pulverizan vapor de agua, partículas de hielo y compuestos orgánicos”, dice Carolyn Porco, una de las integrantes del equipo que supervisa la sonda espacial.

La investigadora agrega que tales hilos de materia muestran una ventaja enorme para la ciencia, ya que “está irrumpiendo hacia el espacio donde podemos recogerlo”. Es decir, no hace falta excavar el suelo del planeta realizando operaciones difíciles, hay que volar simplemente a través de un chorro y tomar una muestra.

Según Porco, aunque puede sonar loco, en el planeta puede “nevar con microbios” y es un mundo más prometedor para la búsqueda de la vida extraterrestre.

nasa.gov

Los especialistas explican que la salinidad del agua en estado líquido, según el análisis de Cassini, es la misma que la de los océanos de la Tierra. Además, el mar subterráneo de Encélado actualmente nunca se congela ya que la gravitación de Saturno causa movimiento de las capas heladas del planeta lo que genera calor y funde el hielo que refresca el agua del mar. Estos factores hacen muy probable que haya unas formas de vida acostumbradas a las condiciones extremas, como los microbios que viven en áreas semejantes en la Tierra.

Y los científicos ya tienen un plan de acción: “necesitamos volver a Encélado y chequearlo”.

Artículo completo en: http://actualidad.rt.com

La luna vuelve a salir en forma de “U”

vista desde Jerez de la Frontera el 25/03/2012

Asi se ve desde aquí.

Empieza el creciente en forma de “U” y no de “D”, como era habitual hasta ahora, y conforme pasan los días y aumenta el creciente, es decir, la parte del disco lunar visible iluminada, se va colocando día a día en su posición “normal” (hasta ahora…) de “D” y hasta la luna llena. Es como, efectivamente, si estuviera oscilando a causa de algún “tirón”. En la fase menguante ocurre lo mismo, se va colocando dia a dia en posición de “U” invertida, hasta la luna nueva.

En el ecuador siempre tiene forma de U o de U invertida.
Cuanto más al ecuador, la Luna se ve más “horizontal”, y cuanto más hacia los polos se ve más “vertical”, aunque obviamente girada hacia lados distintos en cada uno.

Y sigue sin salir a la luz la explicación de tan interesante y extraño fenómeno.

Fuente: Stopsecrets.ning.com

Nibiru: Clasificado como “Secretum Omega” por el Vaticano

SPT, Telescopio Nasa en el Polo Sur,
siguiendo el curso de Nibiru

Nibiru: Expediente “Secretum Omega”

Desde el SPT, Telescopio del Polo Sur, el Gobierno de Estados Unidos, a través de la agencia militar Nasa, está siguiendo, en secreto, permanentemente el recorrido del planeta X, Nibiru, en aproximación a la órbita de la Tierra. Esta misión astronómica en la base de observación espacial de la Antártida se puso en marcha el 16 de febrero de 2007.

Pero este es un asunto en el que quien mejor información maneja es el propio Vaticano, pues la Santa Sede tiene a su disposición una red de observatorios astronómicos y cuenta con sus propios proyectos espaciales.

El padre jesuita Malachi Martin

En 1997, el padre jesuita Malachi Martin, un sacerdote muy cultivado y bien relacionado, conocedor del Tercer Secreto de Fátima, y con acceso al Papa, explicó en algunas entrevistas, que el planeta Hercóbulus causaría millones de muertos dentro de una década.

Pero el padre Martin falleció súbitamente en 1999, y muchos piensan que quisieron silenciar al jesuita que se fué de la lengua, ya que la hecatombe que se oculta en el Tercer Secreto de Fátima podría estar relacionada con el planeta X.

El Vaticano cuenta con su propio telescopio espacial, similar al Hubble

Pocas personas saben que el Telescopio espacial Hubble tiene un hermano gemelo secreto, el “SkyHole 12”. Pero éste solo es uno de los ojos secretos con los que el Vaticano vigila el cielo.

El Vaticano realiza el seguimiento de los movimientos de Hercóbulus, fundamentalmente desde dos bases secretas vaticanas de exploración espacial, convenientemente camufladas: una de ellas se encuentra en Chile, y la otra en Alaska. Estos dos observatorios secretos vaticanos están manejados exclusivamente por la sección de científicos astrónomos de la Orden de los Jesuitas.

Ya en tiempos del Papa Pío XII, el SIV (Servicio Secreto Vaticano) estaba al corriente de la aproximación hacia la Tierra de un planeta que implicaba serios peligros.

Fué por ello que en los primeros años de la década de 1990, el Vaticano puso en marcha el Programa Espacial “Siloe”, una misión secreta que formaba parte de un gran proyecto espacial vaticano más amplio, denominado “Kerigma”.

Para el programa secreto espacial del Vaticano “Siloe”, fué construída en secreto una nave sonda dentro del Area 51, lejos de las miradas de los científicos civiles de la Nasa, que podrían filtrar la información hacia el público.

Para el lanzamiento de la sonda vaticana “Siloe” al espacio, con la misión de búsqueda del Planeta X, no se utilizó ningún cohete de la Nasa, sino que fué llevada al espacio por un avión militar supersecreto “Aurora”, que es un tipo de aeronave que puede salir de la atmósfera de la Tierra y viajar por el espacio.

El avión espacial supersecreto “Aurora” es utilizado para las misiones “Secretum Omega” del Vaticano. Así salió al espacio la nave-sonda vaticana “Siloe”, sin pasar siquiera por la Nasa. El proyecto ultrasecreto Aurora tiene su propio departamento militar, y su propio presupuesto, dentro del gobierno estadounidense, al más alto nivel.El objetivo de la nave Siloe fué aproximarse a Nibiru y fotografiar el cuerpo celeste. Una vez realizada la primera fase de la misión, la nave Siloe invirtió de nuevo su rumbo y se acercó a La Tierra para transmitir sus imágenes a la base de observación espacial del Vaticano en Alaska, la cual empezó a recibir la información de Siloe en octubre de 1995.Las tomas fotográficas de la nave vaticana revelaron la realidad de un planeta de dimensiones enormes en rumbo de aproximación hacia la Tierra. Esta información secreta se consideró muy peligrosa, ordenándose inmediatamente desde el Vaticano la clasificación de “secretum omega” con nivel 1, es decir, el máximo secreto, para el expediente vaticano Nibiru.¿Es Hercóbulus una Intoxicación vaticana y de las sociedades secretas?

Se ha intentado asociar al Planeta X con Ajenjo, el cuerpo celeste del que se habla en la Biblia en el libro de Apocalipsis. Pero Ajenjo es descrito en Apocalipsis más bien como la caída de un gran meteorito a la Tierra, y no como un planeta que se acerca y que después pasa de largo, causando ciertos desequilibrios. Ambos casos no coinciden como si fueran el mismo caso.

De hecho, en los supuestos informes del SIV, servicio secreto vaticano, previos al envío de la nave Siloe, se hablaba que dicho planeta, Hercóbulus, estaba habitado por seres extraterrestres muy belicosos para los habitantes de la Tierra.

Pero si el Planeta X se ha descrito como un cuerpo tóxico, ardiente, que va sembrando lluvias de bolas de fuego y de nubes venenosas de polvo rojo, piedras y rocas, entonces no tiene cabida alguna en ese supuesto planeta ningún tipo de vida para civilización alguna. Esta contradicción, además de la procedencia de la fuente, el Vaticano, nos pone en guardia acerca del asunto del planeta X.

Visto en: Nuevodesordenmundial

Una sonda europea fotografía las huellas de la historia natural de Marte

La sonda Mars Express, de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), mandó nuevas imágenes de la superficie del Planeta Rojo que sugieren que Marte albergó alguna vez un gran océano y experimentó una fuerte actividad volcánica.

El radar MARSIS, que recoge datos en Marte desde 2005, detectó sedimentos en un supuesto antiguo fondo oceánico, así como las antiguas líneas costeras del planeta.

Los datos proporcionados por la sonda fueron analizados por los especialistas del Instituto de Planetología y Astrofísica de Grenoble (IPAG) y de la Universidad de California, que determinaron que las áreas norteñas de Marte están cubiertas de materiales de baja densidad, erosionados por el agua.

Según comentó Jérémie Mouginot, uno de los investigadores, en el informe de prensa publicado en el sitio web de la ESA, “estos depósitos sedimentarios son un fuerte indicio de que una vez hubo un océano allí”. Basándose en la información transmitida anteriormente por otras sondas, los astrónomos concluyeron que Marte podría tener océanos, puesto que se destacan unas líneas que podrían haber contorneado un antiguo litoral.

Según una de las hipótesis, se trata de dos océanos. Uno de estos existía hace cuatro millones de años, en condiciones de un clima bastante cálido, mientras que otro surgió hace tres millones de años como resultado de un impacto exterior, que provocó el derretimiento del hielo bajo la superficie marciana, tras lo cual el agua se drenó hacia la superficie.

Según sostienen los investigadores, este último océano podría haber existido durante cerca de un millón de años, después de lo cual el agua se pudo congelar o evaporar. Los científicos no consideran tales condiciones suficientes para que se pudiera desarrollar vida en Marte. Para investigar la posible existencia de vida, se piensa estudiar más profundamente la historia del planeta rojo.

ESA, C. Carreau

La semana pasada la ESA informó de que el aparato Mars Express transmitió nuevas imágenes únicas de la región marciana de Syrtis Mayor. En las imágenes se aprecia perfectamente un altiplano con antiguos flujos de lava, que dejó cerros con paredes escarpadas y aluviones de polvo creados por el viento.

Anteriormente se creía que la región descubierta por el astrónomo Christiaan Huygens en 1659 había sido un océano, pero luego se consideró una llanura. Según los últimos datos, esta formación podría ser un ‘volcán en escudo’.

ESA/DLR/FU Berlin (G. Neukum)

Articulo completo en: http://actualidad.rt.com/ciencia_y_tecnica/cosmos/issue_35840.html

A %d blogueros les gusta esto: