Huelga General el 29-M

El Vaticano, bajo sospecha de lavado de dinero

El Vaticano está bajo la atención especial de Estados Unidos por el posible riesgo de lavado de dinero. Por primera vez la pequeña ciudad-estado apareció en la lista de estados donde se realiza blanqueo de dinero publicada por el Departamento de Estado de EE. UU., aunque sin ser considerado como un país de alto riesgo.

https://i0.wp.com/actualidad.rt.com/images/publications/33/slide_issue_37270.jpg

La lista contiene 190 países divididos en tres categorías según el nivel de gravedad: principal preocupación, preocupación y seguimiento, informa la agencia de noticias Reuters. El informe de 2012 coloca al Vaticano en la segunda categoría, junto a otras 67 naciones entre las que se encuentran, por ejemplo, Polonia, Egipto, Irlanda, Hungría y Chile.

Según una representante del Departamento de Estado, el Vaticano se añadió a la lista porque fue considerado vulnerable para el lavado de dinero y recientemente estableció unos programas para combatir este delito. La alta funcionaria destacó que ser considerado como un país de ‘preocupación’ no indica nada más que la existencia de una vulnerabilidad potencial del sistema financiero.

El año pasado, el Vaticano adaptó sus leyes internas para cumplir con las normas internacionales sobre delincuencia financiera. Ahora la pequeña ciudad-estado aspira a conseguir su inclusión en la llamada ‘lista blanca’ de la Comisión Europea en la que se incluye a los estados que cumplen con los estándares internacionales de lucha contra el fraude fiscal.

El Banco del Vaticano fue fundado en 1942 y en septiembre de 2010 se vio involucrado en un escándalo referente al posible blanqueo de dinero. Entonces, 23 millones de euros (33 millones de dólares) fueron congelados en fondos de bancos italianos. El banco afirmaba que solo había transferido fondos entre sus propias cuentas y no había cometido ningún delito, pero la investigación sigue en marcha.

Una guerra contra Irán destruiría el sistema financiero mundial

Una guerra de los países occidentales contra Irán significaría el colapso total del sistema financiero mundial, presagian los analistas.

https://i2.wp.com/actualidad.rt.com/images/publications/36/slide_issue_36966.jpg

Irán, detonador de la economía global

La convulsión mundial que surgiría por una guerra contra Irán se daría por la emisión adicional de dinero que tarde o temprano se infiltra en los mercados generando especulación, dice el economista ruso Mijaíl Jasin.

En este caso surgirán varios problemas: por ejemplo, el aumento de los precios del petróleo provocará un incremento de los costes en el sector real, lo que tendrá consecuencias negativas en la economía global, afirma el analista.

Irán realmente importa mucho en el sistema financiero mundial y a la esfera de evaluaciones de riesgos.

“Es por esta razón que la Unión Europea y el Banco Central Europeo tratan tan desesperadamente de evitar que Grecia se declare en la insolvencia: en este caso es necesario cumplir con las obligaciones financieras que puede golpear el ya débil sistema de seguros. Pero  aún más grave será el golpe al sistema financiero mundial si comienza la guerra contra Irán”, afirmó Jasin.

¿Por qué EE. UU. todavía no ha atacado a Irán?

Las compañías de seguros son conscientes de que no pueden garantizar el pago de todos los posibles riesgos, porque no disponen de recursos. Pero pueden aumentar drásticamente sus primas de seguros en caso de una dura evolución de los acontecimientos, como una guerra. Hoy en día no les permiten a hacerlo porque equivaldría a la caída de todo el sistema, pero todo es posible, dice el experto.

“Creo que hoy en día esa es la razón principal que impide a EE. UU. atacar a Irán. La opinión de la ONU hace tiempo que ya no le importa pues los estadunidenses han acumulado suficientes fuerzas alrededor del Golfo Pérsico, pero ¿qué hacer con el sistema financiero? No queda muy claro”, dijo Mijaíl Jasin.

Y aquí entra en juego la Reserva Federal (Fed) que puede ordenar la emisión adicional de dólares. Pero esta operación debe ser el último recurso y la decisión probablemente sea tomada por políticos y no financieros.

Según el experto ruso, el dinero recién impreso se puede dirigir al pago de los incumplimientos e indemnizaciones de seguros. “Y lo más importante sería mantener por algún tiempo la estabilidad (aunque relativa) del sistema financiero”, afirmó. De otro modo la catástrofe económica es inevitable.

Artículo completo en: http://actualidad.rt.com/economia/global/issue_36966.html

A %d blogueros les gusta esto: